Continúan las vías extractivistas, ahora el carbón

La producción anual de carbón en Venezuela incrementó de menos de 100.000 toneladas en 1988 a 8 millones de toneladas a mediados de la década de 2000, lo que convirtió al país en el tercer mayor productor de América Latina después de Colombia y Brasil, según el Servicio Geológico de Estados Unidos

De acuerdo al economista Asdrúbal Oliveros, este año las exportaciones llegarán a apenas 3.500 millones de dólares, una cifra ínfima para cualquier país, y más para uno petrolero. Ante este escenario, exportar carbón empieza a ser una opción para el régimen usurpador de Nicolás Maduro.

Un reporte de la agencia Reuters señala que Venezuela está aumentando su producción y exportación de carbón a países europeos, según cifras y datos de seguimiento de embarcaciones. Todo esto, como una forma de buscar nuevas fuentes de divisas.

¿Cuánto aumentaron las exportaciones de carbón?

Las exportaciones de carbón de Venezuela se triplicaron a 310.000 toneladas el año pasado, generando casi 40 millones de dólares, luego que Washington sancionara a la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), de acuerdo con información de Comtrade, o la base de datos de comercio de la ONU.

Este año, las exportaciones de carbón van camino a superar esa cifra. Según Reuters, los envíos hasta junio fueron 365.000 toneladas, que generaron 37 millones de dólares.

Sin embargo, estas cifras siguen siendo minúsculas en comparación con los ingresos que el país tenía al ser un país petrolero, aunque es una muestra de cómo la nación OPEP ha encontrado nuevas fuentes de ingresos en el exterior.

El destino del carbón venezolano

Reino Unido, que no reconoce al régimen de Maduro y tiene sanciones limitadas contra Venezuela, fue uno de los principales destinos de las exportaciones de carbón. Recibió 23,6 millones de libras (unos 30,83 millones de dólares) de carbón venezolano hasta julio de 2020, frente a 13,2 millones de libras en 2019 y ninguna en 2018, según su Oficina de Estadísticas Nacionales.

Una carga que salió del puerto de Maracaibo, en el noroeste de Venezuela, a mediados de marzo con destino a Belfast fue comprada por Lissan Coal Company, una unidad de LCC Group, según un documento del puerto venezolano visto por Reuters.

LCC Group, con sede en Cookstown, Irlanda del Norte, no respondió a las llamadas y correos electrónicos en busca de comentarios. El Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino Unido tampoco respondió a una solicitud de comentarios pida por Ruters.

El salto en las exportaciones se produjo luego que la estatal Carbozulia formara una empresa conjunta con una compañía turca, Glenmore Proje Insaat, en 2018, una de las varias alianzas estratégicas hechas con empresas extranjeras en un intento por impulsar la producción.

La empresa conjunta, Carboturven, tiene una licencia de 20 años para extraer carbón en el estado Zulia.

21/02/2012 Recorrido aéreo por el estado Zulia, carbones del Guasare

Violación de derechos territoriales de los yukpa

Y precisamente es Zulia el estado mayormente afectado, desde hace varios años, por la política del despojo con la extracción del mineral. Desde comienzos del siglo XX, la ocupación de los territorios indígenas en el Zulia ha estado asociada a la dinámica de expansión mundial de las multinacionales petroleras y mineras. En efecto, durante la dictadura de Juan Vicente Gómez (1908-1935) se les entregó a las compañías petroleras las tierras ocupadas por los indígenas barí. En la década de 1980, las empresas del carbón obtuvieron en arrendamiento (a través de Carbozulia) el noreste del piedemonte de la Sierra de Perijá y grandes extensiones en las cuencas de los ríos Guasare, Socuy y Cachirí, las cuales forman parte del territorio wayuu. Posteriormente, el Ministerio de Energía le otorgó concesiones en todas las tierras al sureste del piedemonte de la Sierra de Perijá, desde el poblado El Llano hasta el norte del río de Oro.

Hay denuncias que señalan que a tres pueblos wayuu del municipio Páez (al Noroccidente de la entidad) que vivían sitiados en Mina Norte -operada por Carbozulia, Inter American Coal y Chevron (Carbones de la Guajira S.A.)– solo se les permitía entrar o salir de esta área dos días a la semana, a la vez que el acceso de foráneos al lugar era fuertemente restringido por las empresas.

Con la llegada a la Gobernación del Zulia de Francisco Arias Cárdenas en diciembre de 2012, se impulsó otra vez el ciclo de planificación minera en la región con la intención de crear una gran infraestructura portuaria-vial en el lago de Maracaibo para transportar carbón, y otras materias primas, hacia el exterior.

Las repercusiones de la lucha contra la minería ocasionaron el asesinato del cacique yukpa del Centro Originario Chaktapa, Sabino Romero Izarra, el 03 de marzo de 2013.

Contaminación negra

En la evaluación exigida por el Banco Mundial para financiar el Estudio de Impacto Ambiental del Terminal Carbonero de la Isla de San Bernardo o, Puerto América, hoy denominado Puerto Bolívar, se anuncia la contaminación atmosférica generada en zonas aledañas por el polvillo y partículas de carbón que se desprenden de las gandolas.

Aunado a esto, la gran velocidad con la que se trasladan las gandolas cargadas de carbón, por las carreteras del Zulia, han dejado decenas de fallecidos o lisiados.

“Es decir, ni Corpozulia, ni Carbozulia ni las empresas privadas trasnacionales del carbón, ni mucho menos las llamadas cooperativas del gandolas, dan cuentas en el Zulia de los muertos y lisiados por los accidentes viales generados por el transporte del carbón desde Mina Norte o Paso Diablo en el municipio Páez o Mara, respectivamente, hasta los inadecuados muelles ubicados en las orillas del Lago de Maracaibo en El Bajo, municipio San Francisco o en la Cañada de Urdaneta a 140 kilómetros, o en Santa Cruz de Mara”, señala.

Fuente: El Estímulo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *