Que la verdad nunca muera, aún con riesgos

La impunidad de los asesinatos a periodistas trae consigo más crímenes, además de representar el quebrantamiento de la ley y, de esta manera, la destrucción del sistema judicial

En una sociedad democrática, como la que aspira volver a tener Venezuela, es vital que los ciudadanos tengan acceso a una información independiente, veraz y oportuna, sin embargo para quienes desempeñan esta (ahora) peligrosa profesión, representa un riesgo dar a conocer el tipo de noticias que son “silenciadas”, bien sea porque tocan intereses de algunas partes o descubren tramas de corrupción, en su mayoría.

En el marco de Día internacional para poner fin a la impunidad de los crímenes contra periodistas,  la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) convocó a la Conferencia del Día Mundial de la Libertad de Prensa 2020 los días 9 y 10 de diciembre de 2020, será una celebración conjunta del Día Mundial de la Libertad de Prensa (3 de mayo) y el Día Internacional para poner fin a la impunidad de los crímenes contra los periodistas (2 de noviembre) en un formato nuevo e innovador que fusiona elementos digitales y presenciales.

En tal sentido, António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas, expresó que “si no protegemos a los periodistas, nuestra capacidad para mantenernos informados y adoptar decisiones fundamentadas se ve gravemente obstaculizada.  Cuando los periodistas no pueden hacer su trabajo en condiciones de seguridad, perdemos una importante defensa contra la pandemia de información errónea y desinformación que se ha extendido por Internet”.

Fuente: Real Noticias

Cifras de periodistas asesinados

De acuerdo con una publicación de las Naciones Unidas, en los últimos 14 años (2006-2019), 1200 periodistas han sido asesinados. En uno de cada diez casos los asesinos salen impunes.

Estas cifras no incluyen otros crímenes contra periodistas como torturas, desapariciones, detenciones arbitrarias, intimidación o acoso.

Por lo tanto, la UNESCO teme que esta impunidad dañe a la sociedad en su conjunto al encubrir graves abusos de los derechos humanos, corrupción y otros crímenes.

Según la Unesco, 495 periodistas fueron asesinados entre 2014 y 2018, un aumento del 18% con respecto a los 5 años anteriores. Desde 2006, solo se han resuelto 131 casos de asesinatos de periodistas, lo que representa una tasa de impunidad general del 88%.

Fuente: Unesco

Regiones más riesgosas

Siria fue el país más peligroso para los periodistas, seguido de México y Afganistán.

La región de los Estados Árabes, América Latina y el Caribe y Asia y el Pacífico representan más de las tres cuartas partes de los homicidios.

Acá un mapa de registro de periodistas asesinados en mundo, incluyendo Venezuela.

¿Quién condena los ataques a los periodistas?

El 18 de diciembre de 2013 la Asamblea General aprobó su primera resolución relativa a la seguridad de los periodistas y la cuestión de la impunidad A/RES/68/163 en la que se condenaba todo tipo de ataques contra los trabajadores de los medios de comunicación y se proclamaba el 2 de noviembre como el Día Internacional para poner fin a la impunidad de los crímenes contra periodistas. La fecha se eligió en conmemoración del asesinato de dos periodistas franceses en Malí en 2013.

Esta histórica resolución insta a los Estados Miembros a que tomen medidas concretas para prevenir las agresiones contra los periodistas, asegurar que los responsables sean llevados ante la justicia y garantizar el derecho de las víctimas a las reparaciones. Asimismo, exhorta a los Estados a promover un entorno propicio y seguro en el que los periodistas puedan realizar su labor de manera independiente y sin interferencias. Algo que no se cumple en Venezuela.

El Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela (IPYS) es una de las organizaciones que denuncia constantemente los ataques sistemáticos contra trabajadores de prensa y medios de comunicación en el país.

Fuente: Infobae

Casos en Venezuela

El cuerpo de José Carmelo Bislick, conductor de un programa de la emisora ​​de radio Omega 94.1 donde denunció crimen y corrupción, fue encontrado a un costado de una vía en Güiria. Bislick, que también era profesor, había sido secuestrado de su casa la noche anterior.

Andrés Eloy Nieves Zacarías, reportero de La Guacamaya TV, murió durante un allanamiento por parte de miembros de la policía venezolana en las instalaciones de la emisora ​​local. El hijo del Director de  La Guacamaya TV  también fue asesinado en el allanamiento de la casa familiar del Director donde se encontraba el estudio de televisión.

Wilfred Iván Ojeda, columnista del diario El Clarín y activista del partido Acción Democrática, de 56 años de edad, fue hallado en un terreno baldío, con un disparo en la cabeza.

Orel Sambrano, de 62 años, quien era director de un semanario ABC, en Valencia, Carabobo, había recibido amenazas de muerte en relación con sus informes sobre tráfico de drogas. Fue asesinado a tiros a plena luz del día cuando salía de su automóvil en Valencia.

Jesús Flores Rojas fue asesinado a tiros en El Tigre, era coordinador de la corresponsalía del diario El Tigre Región y columnista de otros medios impresos de la zona, recibió ocho disparos en la cabeza mientras estacionaba su automóvil en el garaje de su casa. En sus artículos denunciaba con frecuencia presuntos actos de corrupción en la administración pública local.

Asimismo, el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), señala que los tres periodistas han sido asesinados por su trabajo en Venezuela desde 2002: Orel Sambrano, Jorge Aguirre y Jorge Ibraín Tortoza Cruz. Indican los informes, otros periodistas fueron asesinados en el país durante el mismo período: Pierre Fould Gerges y Mauro Marcano. Pero los motivos de su asesinato siguen siendo objeto de investigación por parte del CPJ.

Allanamientos y amedrentamientos

Según la ONG Espacio Público, sólo en septiembre de este año se registraron 49 violaciones a la libertad de expresión. Los casos documentados incluyen intimidación, hostigamiento judicial y amenazas directas. La mayoría de las víctimas (un 48%) fueron periodistas.

La Voz de América (VOA) presentó un video dando parte de la censura y hostigamiento del que son víctimas los comunicadores.

En el 2019, funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) allanaron las oficinas de Entorno Inteligente, un medio digital ubicado en un edificio del oeste de Caracas y detuvieron a todos sus empleados y, poco después, a los periodistas que cubrían el incidente.

Detuvieron a la gerente de la empresa, Belén Tovar, y se llevaron todos los equipos: computadoras, servidores, documentos, materiales y los teléfonos celulares de los empleados.

Ese mismo año, eel gremio periodístico del estado Nueva Esparta alertó sobre la detención en El Helicoide del periodista Mario Alexander Pelaez Blondell, jefe de Redacción del Diario Caribazo, quien se encontraba desaparecido desde el pasado miércoles. Había viajado a Colombia por tierra para cubrir el evento musical “Venezuela Aid Live” y publicar información inédita en el periódico propiedad de su familia, y del cual era periodista y jefe de redacción.

En este caso, la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento del Mercosur (Parlasur), a cargo de Adriana Pichardo, denunció la desaparición forzosa.

También, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de Venezuela (SNTP) denunció que José Rivas, alcalde oficialista de Tinaco, en Cojedes, amenazó al periodista Eduardo González de Ritmos 96.9 FM.

Rivas aseguró que podría cerrar la estación. “Voy por ti si no te portas bien… Y por voy la emisora también”, amenazó en un video.

Este hecho se suma a la amenaza que recibió el periodista José Gregorio Rengel, de Te lo cuento news y Qué pasa en Venezuela, que fue intimidado en los últimos días por un funcionario oficialista cuando hacía la cobertura de una protesta en Cúmana, estado de Sucre.

El articulista de Punto de Corte, Javier Vivas Santana fue privado de libertad el 25 de marzo de este año por funcionarios de la Dgcim en el estado Nueva Esparta e imputado por el delito de odio social. Estuvo recluido en varios centros y finalmente fue trasladado al Rodeo III.

Según el medio, la razón de la detención habría sido supuestamente para acallar la denuncia que realizó Vivas Santana en diversos medios de comunicación digital, sobre la venta de dos millones de metros cuadrados de terrenos a miembros de las mafias árabes ubicadas en la Isla de Margarita, Península de Macanao y que serían usados por grupos terroristas islámicos que operan en la zona, para la construcción de túneles utilizados en actividades de narcotráfico que financian las actividades terroristas del grupo Hezbollah a nivel internacional.

Los terrenos como indicó Vivas Santana, fueron ilegalmente expropiados a la fundación Rivero Vásquez entre otros y vendidos a una empresa fachada denominada Bilnfomce, C.A.

El pasado 29 de septiembre, el periodista Sandino Yaguare, de ImpactoVE, su camarógrafa y el reportero gráfico Juan Carlos fueron víctima de abuso por parte de la Guardia Nacional en Puerto Cabello. Estaban en El Palito, Carabobo; y, con el argumento de que es zona de seguridad, les revisaron el material.

El pasado 5 de octubre, Antonio Lugo, alcalde de Barbacoas, municipio Urdaneta, del estado Aragua, despidió al director de la emisora El Cantar Revolucionario 98.3 FM, Ramón González y ordenó el cierre de la estación radial.

La medida se ejecutó luego que el domingo previo, el joven seminarista Anthony González, hijo del director de la radio, durante la transmisión de la celebración de la palabra, denunció la falta de ambulancia en el municipio para el traslado del presbítero César Antonio Márquez, párroco de la iglesia Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción de Barbacoas.

El 12 de octubre, fue allanada la vivienda de David Natera Febres, director del periódico Correo del Caroní, que circula en el estado Bolívar, por miembros del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

Natera fue condenado a cuatro años de prisión en marzo de 2016, luego enfrentar un proceso judicial que tiene como raíz la cobertura informativa que hizo el medio, en el año 2013, sobre las denuncias de corrupción en la estatal Ferrominera Orinoco. La condena incluyó multas al Correo del Caroní y prohibición de enajenar y gravar entre otras penas.

Darvinson Rojas, un periodista independiente que publica sus reportajes en sus redes sociales, fue detenido a las 9:00 pm en su casa, en Caracas, por efectivos de las Fuerzas de Acción Especial de la Policía Nacional (FAES).

Fuente: El País

Casos relacionados al Arco Minero

Wilmer González, desaparecido desde marzo de 2018. La última comunicación vía telefónica del reportero gráfico con su familia fue en la primera semana de marzo. Fue visto por última vez en febrero, antes de irse a trabajar a unas minas en Piacoa, estado Delta Amacuro, por la situación económica del país y la necesidad de cubrir los gastos de su hogar. Desde entonces, no han vuelto a saber de él.

Enfrentar la censura digital

Entre 2014 y 2019, Venezuela cayó 32 puestos en el Índice Mundial de Libertad de Prensa elaborado por Reporteros Sin Fronteras (RSF), ocupando el lugar 147 de 180 países.

Señala el informe sobre Venezuela de la Alta Comisionada de la ONU para derechos humanos (DDHH), Michelle Bachelet, que  “la velocidad de internet está disminuyendo paulatinamente, incluyendo por la falta de inversión en infraestructura. Asimismo, en los años recientes, el gobierno ha bloqueado sitios digitales de noticias independientes y las principales redes sociales”.

De acuerdo con el informe Desconexión y Censura, elaborado por el Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela (IPYS), durante los 12 meses de 2019 las violaciones a los derechos digitales sumaron un total de 188 casos, una cifra que representa más del doble de los hechos registrados en 2018, cuando se constataron 69 incidencias.

Al menos 40 portales de noticias sufren la persecución del régimen de Nicolás Maduro. La principal empresa de Internet en el país, empleada por las masas que medianamente pueden pagar por este servicio, es la Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela (Cantv), a través de la cual es imposible acceder a algunos medios digitales porque han sido bloqueados, tal es el caso de Noticiero Digital, Alberto News, El Pitazo, Infobae, Efecto Cocuyo, Punto de Corte, Runrunes, Monitoreamos, Armando.Info, Caraota Digital y La Patilla entre otros.

Pero Cantv no es la única, también “la Comisión Nacional de Telecomunicaciones de Venezuela (Conatel) priva de frecuencia de difusión a las estaciones de radio y los canales de televisión que considera demasiado críticos con el gobierno”.

El IPYS, en una investigación titulada “Atlas del silencio: los desiertos de noticias en Venezuela”, consignó que en 90 municipios del país es limitada la cobertura de las informaciones por parte de medios de comunicación como emisoras de radio, televisoras, periódicos y portales digitales.

IPYS denunció que, durante 2019, Conatel prohibió la transmisión de seis televisoras extranjeras, retiraron nueve programas de opinión radiales y televisivos, y la señal de nueve emisoras.

Los canales afectados fueron National Geographic (EEUU), Antena 3 (España), Radio Caracol (Colombia) y 24 Horas (Chile), cuyas emisiones fueron suspendidas desde el 22 de febrero en los servicios de DirecTV, Movistar, Intercable y Supercable, por transmitir contenidos relacionados con el ingreso de la ayuda humanitaria a Venezuela.

Fuente: Prensa Lara

La ley contra el odio como camuflaje para hostigar a periodistas

La ilegítima asamblea constituyente del régimen aprobó una ley que ordena el castigo, incluida una pena de prisión de hasta 20 años para cualquier persona que instigue el odio o la violencia en radio, televisión o redes sociales. Esta Ley Anti-Odio para la Tolerancia y la Convivencia Pacífica, establece que los medios públicos y privados están “obligados a difundir mensajes dirigidos a promover la paz, la tolerancia, la igualdad y el respeto”. Una ordenanza que solo aumenta la censura.

Periodistas exiliados

Cuatro periodistas de Venezuela, decidieron abandonar el país luego de haber sido demandados por un reportaje sobre la corrupción en la importación de alimentos que involucra a miembros del régimen. Entre ellos, se encuentra Joseph Poliszuk, uno de los editores y cofundador del portal Armando.info.

Foto: Roberto Deniz, Ewald Scharfenberg, Alfredo Meza y Joseph Poliszuk / Cortesía

Reconocimiento a la valentía

El equipo de periodistas del portal InfoAmazonia recibió, en el año 2018, en Sao Paulo, Brasil, la mención de honor del Premio Vladimir Herzog en su 40° Edición, por el trabajo Explorando el Arco Minero, dedicó el reconocimiento al fotógrafo de Correo del Caroní, Wilmer González, desaparecido desde marzo de ese año.

También, La Alianza Rebelde, un equipo periodístico colaborativo conformado por Tal Cual, Runrun.es y El Pitazo, hicieron un reportaje sobre la minería en el parque nacional Canaima que está en “alerta naranja” como consecuencia del extractivismo y su acción devastadora en el ambiente y sus pobladores.

Foto: Premio Vladimir Herzog 40º

Como advierte las Naciones Unidas, los asesinatos a periodistas lleva un mensaje, contarverdades embarazosas” para muchos o expresaropiniones indeseadas” podría poner en riesgo la vida, tanto de los comunicadores, como la de la gente común.

La dictadura cada día amplía su política contra los medios independientes y aumentan las amenazas a trabajadores de la prensa, bajo la frase madurista “guerra mediática”, sin embargo muchos deciden asumir los riesgos y contar verdades.

La Comisión Presidencial para el Arco Minero y Ambiente hace extensivo su reconocimiento a los periodistas que se visten de gallardía y deciden enfrentar los riesgos y peligros que representa el buscar y contar la verdad, para así tener sociedades libres.

“El ejercicio de ésta no es una concesión de las autoridades; es un derecho inalienable del pueblo”, Declaración de Chapultepec.

Comisión Presidencial para el Arco Minero y Ambiente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *